Páginas

sábado, 8 de octubre de 2011

La felicidad (sí, ese gran interrogante)

   ¿Qué se necesita para alcanzarla? Es lo que más buscamos en esta vida y en lo que menos nos ponemos de acuerdo.

   Parece que desde pequeños nos educan para llegar a ella teniendo tres cosas: salud, dinero y amor. Pero todo esto es discutible.
 ¿Podemos llegar a tenerla sin dinero? Si viviéramos aislados del mundo en una isla desierta en plan naufrago sí (pero con compañía), así que cualquiera que afirme esta pregunta miente.
 ¿Podemos llegar a tenerla sin salud? No, pero las personas que se pasan la vida en un hospital y aún así siguen sonriendo deberían ser nuestros modelos a seguir.
 ¿Y sin amor? No, no y no. Si nos damos cuenta tener cualquier tipo de amor nos da una fuerza que nos disminuye los problemas hasta casi disolverse.
 
   No se trata de ser hedonistas, ni tampoco masocas, se trata como siempre de llegar a ese tan difícil y esperado punto medio, dónde el equilibrio de egoísmos nos estabiliza.
 
 Estamos ya cansados de oír las típicas frases:

  - No es feliz quién más tiene sino quién menos necesita.
  - La felicidad no consiste en tener, sino en sacar lo bueno que te da.
  - El dinero no da la felicidad, la compra ya hecha.
  - La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace.
  - La felicidad es un estado pasajero de locura
Y como estas elevadas al infinito...

  ¿Realmente son ciertas? ¿La felicidad es algo efímero o podríamos hacerla eterna? Si es lo que buscamos en esta vida, ¿por qué nos empeñamos en rechazarla?

domingo, 2 de octubre de 2011

The Cave

http://flurlr.blogspot.com


El valle de tu corazón está vacío,
el sol se eleva lentamente  mientras te alejas de todos los miedos
 y todas las culpas que dejas atrás.
La cosecha no te deja comida,
tú, caníbal
tú carnívoro
verás, pero he visto lo mismo, conozco la vergüenza de tu derrota.

Pero yo resistiré esperanzada,
y yo, no dejaré que te ahogues con la soga alrededor de tu cuello
y yo, encontraré fuerza en el dolor
y yo, cambiaré mi forma de ser
conoceré mi nombre como si lo llamaran otra vez...

Coge lo que es tuyo y yo cogeré lo que es mío,
ahora déjame en la verdad que refrescará mi mente herida.
Así que átame a un poste y tápame los oídos,
 puedo ver viudas y huérfanos a través de mis lágrimas,
 conozco mi llamada a pesar de mis defectos
 y a pesar de mis cada vez mayores temores.

Así que sal de tu cueva caminando sobre tus manos, 
 y mira el mundo colgado hacia abajo. 
Así que haz tu canto de sirena y canta todo lo que quieras, 
oiré todo lo que tienes que decir. 

Necesito saber cómo vivir mi vida como debe ser.


video